diumenge, 29 de juliol de 2018

Diumenge 17 de durant l'any - 29 de juliol


LA  GRAN MULTIPLICACIÓN

 JUAN  6: del  1  al  15 

 En primer lugar tengamos claro que en la Divina Palabra se nos comenta de dos multiplicaciones. Ésta, con 5000 hombres; y otra narrada con 4000. Y lo comento porque, a veces, eso no es sabido.
 Seguro que los discípulos vivieron parecidas situaciones en más de una ocasión , y que NO TODAS FUERON ESCRITAS.
 “Hizo además Jesús muchas otra señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en éste libro. Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su Nombre” (Juan 20: 30 y 31).
             Y....”se desplazaron en barca a un lugar desierto “; (entendemos “un lugar deshabitado “).
 Pero.... les vieron irse hacia aquél lugar, y empezaron a seguirles de forma masiva.
 Cinco mil hombres...más las mujeres y los niños... Ante aquél público repentino e insospechado, les empezó a hablar sobre el Reino de Dios.
 Se alargó, anochecía, y los discípulos se lo hicieron notar: “¡es tarde y todos tienen que comer! “.
 A  Jesucristo sólo se le ocurre “cortarles” diciéndoles que “ellos” les den de comer....
¡Si hombre....a toda aquélla multitud!
 Un muchacho había traído cinco panes y dos peces....hagamos cada uno de nosotros el reparto y...veréis a lo que toca por persona....
 Pero.... “vamos a bendecir lo que tenemos “dijo el Señor (Lucas 9: 16). Y....cuántas experiencias maravillosas podemos narrar de nuestra vidas ( algo personal ) cuando pedimos la BENDICIÓN del Señor !
Eso fue lo que allí ocurrió! ....comieron, comieron todos, y hasta se hartaron!
 Del sobrante, porque sobró, se recogieron doce cestas llenas. El texto así nos lo recuerda. Otros.... quizás lo hubiésemos dejado todo “desperdigado “, pero el Señor.... un Dios de  Orden, no permitió que así fuera.
 Rápidamente Jesús ve que “aquél hecho “milagroso era....demasiado goloso para que le quisieran encumbrar como Rey. El evangelista Juan nos señala ése detalle (Juan 6: 15). Así que decide separarse del grupo despidiendo por un lado a los discípulos, y a la multitud por el otro. Cristo fue al Monte a orar.
 Y vale la pena que demos constancia de aquél momento de separación con sus discípulos , porque si no lo hacemos ,  quizás no entenderíamos tan fácilmente lo que sucedió a continuación aquélla misma noche....¡ Jesús , anduvo sobre las aguas !
 A  ÉL....nada se le escapa.
 Un abrazo y....bendiciones....

                                                                   Luis Brull


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada