dissabte, 27 de juliol de 2019

Diumenge 17 de durant l'any - 28 de juliol de 2019



Hablando con el Padre. 
Lucas 11,1-13. 

Debemos confesar que hoy en día no está muy de moda eso de orar o rezar. no es sólo que no tengamos tiempo (el tiempo siempre se busca cuando algo te interesa), sino que muchas veces no le vemos utilidad a esta práctica de la devoción cristiana. en lugar de orar, pensamos que será mejor enforzarnos un poco más en hacer las cosas por nosotros mismos. Por ello el texto de esta semana se nos presenta tan necesario hoy en día. del mismo extraeremos dos enseñanzas prácticas. 

a. En primer lugar la práctica de la oración implica dependencia y confianza en Dios. El "padrenuestro" así lo indica. Aunque hoy tengas trabajo, casa, dinero y recursos, Jesús nos recuerda que debemos tener una actitud de confianza al pedir a Dios nos provea del pan (o de lo que sea que nos haga falta) cada día. De forma similar san Agustín lo deja plasmado en sus palabras: "al orar, reza como si todo dependiese de Dios; aunque luego te levantes y actúes como si todo dependiese de ti". 

b. En segundo lugar oramos sabiendo que, no sólo Dios nos escucha, sino que también está dispuesto a contestar nuestras súplicas. Es cierto que la oración es un misterio. Es cierto que muchas veces oramos y no obtenemos respuestas. Es cierto que muchas veces dejamos de orar (y de insistir por falta de paciencia). Pero Jesús nos dice que Dios, como nuestro Padre, jamás tiene la puerta cerrada para nosotros. 

Por último, como hijos e hijas que confían en sus progenitores terrenales, debemos recuperar la práctica de la oración. Insistir en el ejercicio de confiar y esperar en el Señor. Tocar la puerta, sabiendo que él está siempre dispuesto a abrirla y enseñarnos grandes lecciones que nos ayudarán a vivir como hombres y mujeres de fe. 


Pastor Nelson Araujo


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada